viernes, 15 de octubre de 2010

PLATEAU-REPAS

Colecciono libros que no hablan de ti…

mata por mí,

las agallas son para los peces;

se me quitaron las ganas

de luchar contra el mundo

el día en que descubrí

que no era mi enemigo,

sostengo el cuello de mi gata con ambas manos.

Se me pide,

se me exige comprensión,

razón,

entereza;

pero yo no puedo discutir con las nubes,

ni preguntar a la gente que me empuja por las calles

por qué diablos lo hace…

y aprieto.

Lo único seguro

es que un día

decidiré que no tengo derecho a permanecer bajo el mismo techo

que tu raza

y caminaré con los ojos cerrados deseando caerme

en un premeditado intento

por darme lastima

(asfixiarse es tan aburrido…)

Cuando creía que no podía ser más feliz

tuviste que llegar

para señalarme con tu puntiagudo dedo

y llamarme necio;

Y colecciono piedras que hablan de mí,

mataría por ti,

el futuro es de los valientes;

se me quitaron las ganas

de reverenciar al mundo

el día en que descubrí

que me juzgaba a mis espaldas,

mi gata se restriega con tu espinilla.

Pido,

exijo comprensión, razón, entereza;

y pienso discutir con las nubes

y detener a cada uno de los transeúntes

para preguntarles

a dónde diablos creen que van…

y te beso.

Lo único seguro

es que un día

decidiremos que tenemos más derecho que nadie usar este techo,

y construir una nueva raza,

y caminar de la mano con los ojos bien abiertos

en un improvisado intento

por alzar el vuelo más allá de todas las capas de aire

( asfixiarse sería tan divertido…)

Por eso

las desgracias que ya no tengo

me las invento

para mantener el equilibrio,

y de vez en cuando

sentirme

tonto, e ignorante,

y quizá un poco mas humano;

así que sonríe, mi vida,

porque si lo piensas detenidamente,

en el fondo

esto tiene mucha gracia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada